George Benson fue un niño prodigio, comenzando a tocar cuando tenía tan solo siete años, buscándose la vida en la calle a base de interpretar clásicos con su ukelele. Con ocho comenzó a amenizar las noches de fin de semana de un club de dudosa reputación, que finalmente sucumbió ante la presión policial y termino por desaparecer. Nadie duda a estas alturas de la valía del señor Benson, quien ha trabajado con la flor y nata de la figuras americanas, además de Ganador de una decena de Grammys y muy bien considerado por la crítica, no así por los puristas del jazz, que lo consideran excesivamente comercial, muy light y previsible.

En este capítulo de Música Oskura, no vamos a analizar la carrera completa de Gerorge, y nos  estacionaremos en uno de sus mejores discos. Un trabajo que supuso un punto de inflexión entre el jazz más elaborado, más puro y el control sobre su producto y el camino hacia planos más comerciales, que a la larga le dio muy buenos réditos. El álbum White Rabbit aparecía en 1972, por aquel entonces CTI, la discográfica dirigida por Creed Taylor, era el hogar de George y suponía su segundo trabajo para la casa. Con la producción de Creed y los arreglos de Don Sebesky, se comenzó el planteamiento de un disco que lanzara definitivamente a George Benson como un gran intérprete de jazz.

Un buen puñado de temas, cuidadosamente escogidos entre la discografía de Jefferson Airplane, Michel Legrand, Heitor Villa-Lobos o  The Mamas & the Papas, además de una composición del propio Gerorge, hacen de este álbum una verdadera joya. Hay que unir a los arreglos un magnifico plantel de músicos; Herbie Hancock, Ron Carter, Billy Cobham, Airto Moreira, Jay Berliner, Hubert Laws y un jovencísimo Earl Klugh. Genios de moda a comienzos de los años 70, que se explayan para dar forma a este gran disco, un trabajo imprescindible y que hoy compartimos aquí, en Música Oskura.

Comparteme en tus redes sociales...

Más noticias...

Aquí estamos, con una nueva entrega de Música Oskura, buscando pasar un buen rato escuchando esos temas que ya forman parte de la historia. El comienzo viaja hoy a través de la música electrónica, cuando los sintetizadores trazaban los albores del tecno
Para los amantes y coleccionistas de música, Record Planet representa casi el dicho que se aplica al santuario gallego de […]
Cuando el avión hace tierra, ya me había olvidado de que esta existía, después de 26 horas de vuelo, el […]
No permanezcas ante mi tumba llorando….No estoy en este lugar. No duermo, soy el viento que sopla en torno a […]
error: Content is protected !!