Los años 80 del pasado siglo fueron, a nivel musical, verdaderamente revolucionarios. Grupos, tendencias, ritmos, tecnologías, todo estaba por descubrir, y buena prueba de ello, son los muchos artistas aparecidos en ese momento. Esos movimientos también afectaron al jazz y en aquellas épocas, nuevos músicos intentaban abrir terrenos no descubiertos, escapando de los encorsetados sonidos del jazz clásico. Nace, especialmente en el mercado americano, el jazz fusión, el smooth jazz, el jazz funk y cualquier cosa que sonara a vanguardia. Muchos de esos nuevos músicos se convierten en una elite, un referente. Eran un enjambre de virtuosos que viajaban entre distintos estudios de grabación, dando solera y caché a los créditos de un disco. Fue un galimatías, un círculo de talento donde todos colaboraban con todos.

Una explosión de creatividad que abarcaba a nombres como Richard Tee, Eric Gale, Bob James, Lee Ritenour, Tom Scott, Ralph McDonald, Steve Gadd, Paulinho da Costa, Grover Washington Jr. o Earl Klugh. Músicos que llegaron a destacar de forma notable. Eran buenos, muy buenos, además de versátiles. Comenzaron como músicos de estudio y algunos consiguieron destacar con sus carreras como solistas, llegando a ser referencias dentro del género. En cualquier caso, tanto si llegaron a ser figuras como si no, en esta edición de Música Oskura, vamos a disfrutar con ese jazz fresco, con una música, que, a todas luces, está a años luz de la mediocridad.

Comparteme en tus redes sociales...

Más noticias...

En el mundo musical siempre ha habido tendencias y modas que van más allá de lo musical y que han […]
Ya tocaba en Música Oscura prestar atención al Jazz y lo hacemos dando cabida a uno de los instrumentos poco […]
Iniciamos esta nueva edición de Música Oskura con un claro guiño a temas influenciados por el rock y ese será […]
error: Content is protected !!