Esta peña de granito y aspecto desafiante, es uno de los promontorios más llamativos de la Sierra de Queguas y Laboreiro,  esta última, antesala del Parque Nacional de A Peneda Geres. La montaña destaca ya desde la lejanía y sobresale como el lomo de una enorme ballena, especialmente la cima del Penedo Grande (1293 m), que presenta un perfil de redondeado y pulido granito.  Mientras un poco más allá y a la izquierda, emerge la silueta puntiaguda de la Pena de Anamán o Anamao. Ese conjunto de peñas se asientan sobre la invisible línea de la “Raia Seca”, compartiendo laderas con las tierras ourensanas de Querguas, del ayuntamiento de Entrimo, mientras que la cumbre se asienta ya en la freguesia portuguesa de Castro Laboreiro. La línea que marca la frontera divide también dos paisajes diferentes y mientras en la vertiente española el entorno es una sucesión de colinas tapizadas de brezo y pasto, el lado lusitano marca el comienzo de un caótico paisaje, donde los peñascos se suceden sin discontinuidad hasta alcanzar la Sierra de A Peneda.

Una morfología marcada por una erosión de desgaste sobre las masas graníticas formadas en la orogenia Hercínica. Un arrastre de material que dejo al descubierto los grandes bloques que hoy contemplamos, donde las granodioritas, el granito de dos micas y los esquistos forman el núcleo de las rocas. El remoto lugar donde se asientan las peñas fue antaño, refugio de bandoleros y contrabandistas capitaneados por Tomás das Quingostas, quien entono a 1830 mantenía una persistente actividad delictiva a ambos lados de la frontera. Buen testimonio de estos truculentos episodios, es la cueva situada en la vertiente portuguesa, muy cercana a la capilla de Santa Ana, madre de Nuestra Señora, situada a los pies de la peña, donde el bandolero tomaba refugio y reponía fuerzas para afrontar sus fechorías.

Comparteme en tus redes sociales...

Más noticias...

El mundo de la música encierra multitud de historias y anécdotas, curiosidades que en ocasiones se convierten en leyendas en […]
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es R-921480-1260136883.jpg
Hay la lluvia, tan necesaria y cansina. La lluvia es uno de esos fenómenos naturales, al igual que el fuego, […]
Cuantas veces he escuchado, “es que el jazz es complicado, difícil de escuchar, no lo entiendo”. Sí, sin duda son […]
El comienzo de Música Oskura es un homenaje, una oda a la figura de un excelente artista, componente de la […]
error: Content is protected !!