Tendremos que ascender las faldas del monte Faro de Avión para acercarnos a las fuentes donde manan las primeras aguas del rio Tea. Es a la sombra de un moderno bosque de eólicos donde una gran piedra marca la charca de lo que será uno de los brazos del Tea. El otro aliado hay que buscarlo, también en las alturas de la parte sur de la Sierra del Suido, a novecientos metros de altitud. Arroyos como venas, que terminan por confluir a la altura del puente medieval de Abuiña. A la altura de esta vetusto puente el rio cobra identidad y afronta como rio Tea los cincuenta kilómetros que le separan del rio Miño.

El puente de Abuiña es una pasarela pétrea de un solo arco que nos remonta al siglo XVIII cuando, por estas inhóspitas tierras de altura, viajaban los carruajes con mercancías y vinos de la comarca de O Ribeiro con destino a la capital de Galicia y la costa. Por este lugar pasaba también la ruta de Brea, cuya misión era comunicar las aisladas aldeas de O Suido con el monasterio de Melón. Desde el puente, el rio Tea se abre paso por un terreno escarpado y de difícil acceso, circunstancia que le ha servido para conservar su esencia natural. Las orillas del Tea y la buena salud de sus bosques ribereños, le han valido para ser incluidos en la Red Natura 2000. El rio se precipita dando forma a la Fervenza de Perrelos, una bonita cascada que rompe el paisaje del rio y que se ha convertido por méritos propios es un atractivo turístico en toda la zona.

Con las aguas del arroyo Ponte Pardellas y Rio Bo, el Tea se acerca poco a poco a Maceira, donde recibe las aguas de un nuevo afluente, el rio Fofe. Aquí, juntos dan forma a la playa fluvial de Maceira, una enorme piscina natural acondicionada para el baño y que antiguamente era utilizada como presa para alimentar las ruedas de un enorme molino situado doscientos metros rio abajo. El rio se aleja del bullicio de los chapuzones veraniegos y de nuevo vuelve a adentrase en terrenos tranquilos, donde solamente pequeñas cascadas y cauces rompen el silencio. El puente de Cernadela nos trasporta a los tiempos donde los romanos dominaban estas tierras. Esta pasarela de cinco arcos todavía soporta una calzada que identifica la importancia del puente para las comunicaciones. Por este lugar pasaba la Vía XVIII, que unía el intercambio entre Portugal y la península. El rio Tea discurre parsimonioso bajo sus arcos y afronta sin alteraciones el fértil valle de Mondariz, localidad famosa por sus manantiales de aguas minero-medicinales.

 Una sucesión de playas fluviales, tramos de densa vegetación de ribera y aldeas, preparan el rio para la villa de Ponteareas. Hoy una pequeña ciudad de interior y cuyo nombre tiene sus orígenes en el puente romano que permite salvar las aguas del Tea y la parroquia de Áreas. El puente de Los Remedios o Ponte Vella, mantiene sus orígenes romanos. Se abre un hermoso recorrido, por el que el Tea serpentea a través de un amplio valle plagado de viñedos. Son los vinos de O Condado, cuya fama alimenta la Festa do Viño do Condado do Tea, la segunda concentración vinícola más antigua de Galicia. Salvatierra es la última localidad bañada por el rio Tea antes de entregase a las aguas del rio Miño. Aquí el rio abre un tramo de dos kilómetros y discurre bajo el puente de Fillaboa, de orígenes romanos, pero con grandes modificaciones, especialmente en el siglo XV y muy acusadas el XVII, cuando fue reconstruido para atender el conflicto de la guerra de Restauración portuguesa. El pequeño estuario entorno a la isla de Fillaboa cierra el periplo de vida del rio Tea y con ello su fusión a las aguas del Miño.

Comparteme en tus redes sociales...

Más noticias...

El mundo del pop esta plagado se buenas canciones y muchos de los éxitos de la música se nutren de […]
Melón es un pueblo que creció a los márgenes de la antigua carretera que unía Vigo con las tierras ourensanas […]
Bienvenidos a una nueva edición de Música Oskura, una nueva cita con las buenas canciones y el vinilo. En esta […]
El guitarrista, cantante y compositor escoces Mark Knopfler, estrena estos días lo que viene siendo ya su duodécimo trabajo discográfico […]
error: Content is protected !!